Lo que Leaving Neverland me dejó: Aprendamos a prevenir el abuso sexual infantil

Lo que Leaving Neverland me dejó: Aprendamos a prevenir el abuso sexual infantil

Hace pocas semanas se estrenó en HBO el documental dirigido por Dan Reed llamado Leaving Neverland, en el cual exponen las experiencias del Wade Robson y de James Safechuck, quienes declaran haber sido abusados sexualmente por Michael Jackson

Posterior a la transmisión de este documental han surgido en redes comunicados y expresiones de apoyo o de rechazo para con este icono, sin embargo, el interés del presente artículo no es fijar posición en este sentido, sino ver de qué manera este documental nos puede dar herramientas para que cada vez menos niños y niñas se expongan y vivan experiencias de abuso sexual

El abuso sexual infantil: Un tema que aún genera sorpresa

En el documental y en la vida cotidiana podemos ver como hay padres, cuidadores y en general personas que no se imaginan la posibilidad de que su hijo o hija pueda ser abusado y mucho menos por alguien de confianza

Ante esto, tenemos dos mitos importantes para abordar:

El primero es que la mayoría de las personas creen que el abuso sexual  se lleva a cabo por personas extrañas, desconocidos, y la realidad es que un gran porcentaje tiende a ser cometido por personas cercanas al niño/a. Al contrario de lo que se piensa, estas personas tienden a tener la confianza a veces ciega de la familia

Vemos como en el documental Leaving Neverland, las familias de los dos protagonistas, hoy, adultos, mostraban su sorpresa, ya que habían depositado en Michael Jackson gran confianza y jamás hubiesen imaginado que él podía haber haberlo hecho, mostrando además signos de negación ante las obvias señales

Para el espectador puede ser obvio pero para las personas inmersas en esta dinámica no suele ser así, por lo que hay que estar atentos a las señales y con esto nos adentraremos más adelante

El segundo mito es que las personas tienden a pensar que las niñas son las que podrían ser objeto de abuso sexual y la realidad nos dice que los niños también podrían serlo, lo cual, nos hace ver que sin distinción de sexo debemos cuidar a nuestros niños

Proceso previo al abuso

En el documental Leaving Neverland describen el proceso previo al abuso. Un periodo en el cual, el agresor sexual se gana la confianza del niño/a y de su familia.

Este lleva varias fases

El contacto inicial: Puede ser directo o a través de amigos, conocidos.

Construir una relación de confianza: Luego del contacto inicial, se inician estrategias para ganar confianza y establecer un vínculo fuerte.

En Leaving Neverland señalan como según la experiencia de los dos protagonistas, Michael Jackson les decía lo fuerte que era su relación, se los ganaba con viajes, dinero, juegos, les hacía sentir que parte de ese amor que sentían debía ser expresado de otra forma (haciendo el puente para el inicio del contacto sexual).

Esto explicado anteriormente también se da con la familia, creando ese efecto posterior de ¡Jamás pensé que él podría ser capaz!

Ganar poder: La manipulación y la coerción son parte de la relación.

Hay momentos en Leaving Neverland donde indican que Jackson intentaba hacerles creer a los niños que la familia estaba en contra de su amor, a tal punto que los niños comenzaron a sentir que el vínculo con sus familias se hacía menos fuerte mientras que la relación con Jackson se fortalecía.

“Somos nosotros contra el mundo” Es la frase que más relaciono con esto.

Mantener el secreto: Como el mundo no nos entiende, para poder seguir con nuestra relación debemos mantener en secreto lo que ocurre.

Muchos dirán: ¡Yo me hubiese dado cuenta! ¡Yo le hubiese dicho a Jackson…” y muchos más, pero, estamos hablando de un proceso que lleva a confiar en esta persona. Los protagonistas señalan haberse sentido enamorados (además siendo niños, vulnerables) y por ende, haber querido sostener la relación con el rey del pop aunque esto se traducía en situaciones incómodas y difíciles de procesar  (Aprendieron una forma distorsionada de amor)

Todo esto bajo la poca supervisión de los padres, quienes dejaban horas, días, semanas solos a sus hijos con el rey del pop

Estas familias habían depositado gran confianza en el Rey del Pop, en parte abrumados por su fama y también por las actitudes un tanto infantiles que le describen

Herida emocional ante el descuido de los padres

Si has llegado al final de Leaving Neverland, podrás notar como la relación entre los dos protagonistas y sus familias parece rota.

Rota por la herida emocional de sentirse descuidados por sus padres en los momentos en que requerían límites

Y en este punto quiero hacer una pausa para explicar lo siguiente: En el vínculo, es necesaria la conexión pero también los límites y justo su equilibrio nos trae el mayor beneficio.

Ser padres implica más que ser solo amigos. Tus hijos tienen diversos espacios para hacer amigos, pero solo te tendrán a ti como padre o madre de ellos.

Es preferible se molesten un momento y vivan alguna frustración por no poder ir al sitio deseado o en este caso por no haberse quedado solos con Michael Jackson, que la herida emocional que supone sentirse abandonados o desprotegidos por sus padres (Conecta con ellos, hazle saber entiendes su frustración, pero, es necesario cuidarlos)

Puedo decir que en mi consulta, no me llegan niños o adultos quejándose porque sus padres les cuidaron en su justa medida; mientras que, Sí me llegan niños abandonados o adultos que reniegan el que sus progenitores confiaron demasiado en extraños y lo que es peor aún… No les creyeron cuando estos decidieron hablar sobre el abuso

En el documental vemos a una familia rota, unas madres sintiendo culpa por no haber cuidado a sus hijos, con quienes hoy, no tienen una relación cercana ¿Valió la pena? ¿Quieres eso para tus hijos?

Resultado de imagen para leaving neverland

Para tomar en cuenta

 

¿Y cómo todo esto se traduce en herramientas para prevenir con mi chamo hoy?

 

Primero

Debemos tomar consciencia de que el abuso sexual es un problema real que debe ser abordado en prevención

 

Segundo

Desde la prevención hay varios aspectos que se deben trabajar

  • El respeto y cuidado de nuestro cuerpo: Conocimiento partes del cuerpo y de las partes privadas
  • La importancia de aprender a decir NO
  • Aprender a discernir toques BUENOS y toques MALOS (Aquellos que nos hacen sentir incómodos, y que tienen que ver con nuestras partes privadas)
  • El valor de no ocultar secretos a los padres, allí hay una variante importante a transmitir con nuestros chamos, la diferencia entre UN SECRETO BUENO y un SECRETO MALO
  • Y desde nosotros los adultos, aprender a aceptar también los límites que nuestros chamos nos imponen.

A veces con el afán de que sean una máquina que acepta y “hace caso” nos olvidamos de transmitir el mensaje de aceptación a los límites que ellos nos colocan a nosotros.

 

Ya sabes entonces que si tu hijo no quiere el besito de la tía, puedes aceptarlo y transmitirle confianza

 

Nos vemos en un próximo artículo

 

Si te gustó, deja tu comentario y compártelo con quienes conoces

 

Melissa Rosales  – Psicólogo, especialista en Psicología Clínica – Psicólogo infantil – psicochamos@gmail.com

Comentarios