Vacaciones con sentido común para los niños

Vacaciones con sentido común para los niños

¿Vacaciones con sentido? ¿Qué es eso? Seguramente te harás estas preguntas al leer el título de este escrito, y te lo responderé rápidamente:

Vacaciones con sentido común

Menos reacción y más acción

Más conexión familiar y social

Más empatía, disfrute y aprendizaje real para la vida real

En muchos países durante el mes de Julio y Agosto los niños se encuentran de vacaciones escolares. En redes se difunde mucho material sobre padres preocupados ante tanto tiempo libre para los niños, siendo, en parte una gran realidad ya que muchos de estos se enfrentan a tener que buscar actividades ya que si bien sus hijos están de vacaciones, ellos, sus padres, deben continuar trabajando

¿Qué te imaginas cuando piensas en la palabra vacaciones para ti como adulto? A mí se me viene a la mente relajarme, descansar, viajar, leer un libro, ver series de televisión que no he podido ver, en fin, como puedes ver son actividades poco estructuras con un propósito: descansar

Ahora, ¿Qué se te viene a la mente cuando piensas en la palabra vacaciones pero para tus hijos? Lo más común es pensar en diversión, juegos, pero con actividades más estructuradas, pensar en campamentos, gasto de dinero y mucho más y esto viene de la mano de varios pensamientos distorsionados que enumeraré a continuación pero que no pretenden ser exhaustivos

  • Mientras más dinero gaste en las vacaciones de mis hijos mejor padre/madre seré
  • Mientras más dinero gaste en las vacaciones de mis hijos más se divertirán
  • Los niños se divierten solo en campamentos o actividades estructuradas con guías diarias
  • Es necesario que los niños estén ocupados todo el tiempo
  • Si no ocupo a mi hijo durante las vacaciones va a ser un vago
  • La única forma de aprender es que esté ocupado
  • Voy a aprovechar las vacaciones para que mis hijos hagan deporte
  • Mis padres no me inscribían en campamentos o viajaron poco conmigo, entonces eso lo haré yo como padre/madre

Y así puedo crear un sinfín de otros pensamientos distorsionados a los que me he enfrentado en mi consulta, que responden más a elementos personales de los adultos, generan ansiedad y disminuyen la conexión emocional con los niños durante estas fechas; es por ello que hoy te diré algunas claves que considero importante para que estas vacaciones y las próximas no se conviertan en una reacción a pensamientos distorsionados productos de tu historia, de elementos no resueltos o  respuestas sin consciencia relacionadas con el mercadeo en redes sociales y tv sino en una elección consciente de tu parte

¡Empecemos!

Tomemos en base algunas premisas que expongo con más detalle en mi libro #AlColegioVamosTodos pero que a continuación simplemente mencionaré:

Se puede aprender jugando (Y se aprende mucho)

Se puede aprender del tiempo libre y de ocio (Fomentas la creatividad al permitir que la imaginación fluya y no sea solo seguir actividades ya prediseñadas)

Valora la conexión emocional : Las emociones también están inmersas en el aprendizaje

No solo se aprenden hechos, sumas, restas. Sino que también se aprende a convivir, a vivir en comunidad, valores, etc

La recreación es también un derecho del niño. Déjalos jugar, sin preocupación de cumplir con algo

Descansar también es importante:  Vemos adultos cansados, que no se permiten descansar pero promovemos una infancia donde estos tiempos de descanso, de juego libre, de compartir son muy pocos.

Conociendo estos puntos te invito a reflexionar, tanto con esos pensamientos distorsionados comunes como con la información previa ¿Cómo sería disfrutar de las vacaciones? Si bien en las próximas líneas te dejaré algunas ideas y profundizaré un poco más, la idea es que tu, con tu propia realidad puedas tener la flexibilidad de incorporar esta información a tu estilo y con tu creatividad puesta en práctica.

Pilares del aprendizaje

La UNESCO propone cuatro pilares en los que se debe basar la educación y el aprendizaje, siendo estos:

Aprender a conocer

Aprender a hacer

Aprender a vivir

Aprender a ser

Si los lees con detenimiento te darás cuenta que aprendemos todos los días y que cada experiencia es una oportunidad para ello, por lo que no estaría circunscrito a una escuela, un salón de clases, una maestra o una actividad prediseñada, sino que las vacaciones serían también el momento propicio para llevar a cabo ideas menos académicas y más vivenciales en las cuales tu como padre/madre puedas involucrarte y dejar una huella en la vida de tus hijos pero también apuntar a habilidades para la vida, esas que contribuirán a que tu pequeño/pequeña sea independiente (competente y feliz) en la vida adulta

Algunas ideas para unas vacaciones CON SENTIDO

  • Promueve la colaboración en alguna actividad de tu comunidad o de ayuda a otros: El sentir que se pertenece a una comunidad y además el ayudar a otros es una de las experiencias más importantes que todo ser humano puede tener. Existen diversas ONG, fundaciones que podrías contactar para acudir y hacerte sentir a ti, a tu familia y a tus hijos la gratificación de ayudar a otros. No se necesitan de grandes acciones, muchas veces otro niño solo necesita de alguien más para jugar y compartir

 

  • Aprovechen el tiempo para compartir en casa y en familia. Actividades como cocinar juntos están llenas de conexión emocional pero también de aprendizaje y estimulación de funciones cognitivas (Seguir una receta, seguir los pasos, aprender a batir, atención, atención a los detalles, etc etc)

 

  • Apunta a las inteligencias múltiples. Muchos padres quieren encasillar a sus hijos en solo una lo típico: deportes. La mayoría de los padres cuando les recomendamos incorporar a sus hijos en alguna actividad extra piensa en fútbol, natación entre otras cosas olvidando que no todos tenemos que tener interés en las mismas cosas. Analiza junto a tus hijos las opciones disponibles y amplía en panorama. Existen diversas actividades como: ajedrez, teatro, pintura, baile, entre otras. Los niños tienen diversas habilidades, diversos intereses, procura responder más a esto que a tus propias necesidades, deseos o frustraciones

 

  • Tiempo libre: Si bien los niños requieren de estructura, esta la puedes brindar en rutinas en el hogar, sin embargo, en las vacaciones seré fiel defensora también del tiempo libre para los niños. Para que puedan crear, se diviertan y den rienda suelta a su imaginación y como te comenté con anterioridad para esto no necesitas gastar dinero simplemente dejar hacer. En la sala pueden crear un fuerte, un castillo, acampar, etc.

 

  • Puedes dar continuidad a las terapias recibidas durante el año. Si tu hijo las requiere, sus necesidades no se van de vacaciones al igual que las tareas escolares. Puedes conversar con el terapeuta/especialista y aprovechar estos días para estimular.

 

 

Atención: Mosca con el tiempo de uso de electrónicos y televisión, para más información visita el artículo sobre este tema Las nuevas tecnologías y los niños

Por último, te dejo un punto que considero importante: Conecta con tus hijos. Esto no debería ser solo en vacaciones, sino todo el tiempo. Pasa tiempo con ellos, disfruta las etapas que viven que aunque muchos describen como caóticas ahorita, luego cambiarán y definitivamente no volverán.

Cuéntame ¿Qué ideas tienes para estas vacaciones? ¿Aprendiste algo con el escrito de hoy?

¡Felices vacaciones!

 

Melissa Rosales. Psicólogo con postgrado en Psicología Clínica – Psicólogo infantil – psicochamos@gmail.com

Comentarios