Claves para tener hijos, estudiantes mentalmente sanos

Claves para tener hijos, estudiantes mentalmente sanos

Con el paso del tiempo, el tener hijos, estudiantes mentalmente sanos poco a poco se va haciendo paso como prioridad en los hogares y en las escuelas. No obstante, queda mucho por hacer. Aún hay escuelas que no cuentan con profesionales en Psicología y aún hay muchos hogares que prefieren evitar a toda costa el asistir al consultorio de un psicólogo, transmitiendo además el mensaje distorsionado a los niños (adultos del futuro) de que quienes van al psicólogo son “los locos”.

 

Sin embargo, para ti, que estás aquí demostrando que la salud mental de tus hijos o estudiantes te importa, te dejo estos tips para padres y  docentes realizados por la Asociación de Psicólogos Educativos de USA (National  Association of School Psychologists. NASP) que considero valiosos y que te invito a poner en práctica ya mismo. Acá están:

  • Crear sentido de pertenencia: Generar relaciones sólidas donde la confianza y la aceptación formen parte importante de ellas. Estas relaciones no solo abarcan a los niños en el salón de clases sino también a los padres con la escuela, padres con otros padres y los niños con la escuela, sus compañeros y padres. Si tu estás en constante pelea con la institución escolar ¿Qué mensaje transmites? ¡Pendiente!

 

  • Fomentar la resiliencia: Palabra  que últimamente está muy en boga y que hace referencia capacidades importantes para afrontar la vida, ya que contribuye a superar los desafíos que esta supone resguardando nuestra salud mental. Factores que contribuyen a esto son: la conexión emocional, la competencia sana (como factor de motivación intrínseca), el ayudar a otros y el enfrentar situaciones difíciles. En este punto es importante destacar que como padres o docentes se puede promover la resolución de problemas acordes a la edad, confiando en las capacidades de nuestros niños y acompañándolos en sus caídas.

 

  • Desarrollar competencias: Los niños deben saber y sentir que pueden superar los retos académicos pero también de la vida a través de sus propias acciones. Los logros académicos, las responsabilidades del día a día, el desarrollo de talentos individuales más allá de una nota en la boleta contribuyen a que los niños se sientan competentes y además a lidiar con el estrés de forma positiva (recordemos que no tiene por qué ser negativo en su totalidad) Tengamos en cuenta que las competencias no son solo académicas sino también sociales, personales, entre otras. Tener amigos, sentirse querido, aceptado y enfrentar situaciones referidas a esto generan bienestar

 

  • Brindar un ambiente escolar positivo y seguro: Pasar tantas horas en la escuela y no sentir que es un ambiente seguro no va de la mano. Sentirse bien en la institución escolar forma parte de los aspectos básicos para facilitar el aprendizaje recordando que lo emocional también interviene en esto. En la escuela es importante promover valores y prevenir conductas negativas o poco adaptativas como por ejemplo el acoso escolar. La escuela provee un espacio de socialización importante tanto con adultos como con pares y es mucho lo que allí se puede hacer
  • Entrenar y fomentar en la toma de decisiones: Resolverle todo a los niños promueve la dependencia y la inseguridad, mientras que, acorde a la edad el ir apoyando en que ellos tomen decisiones (al principio como elegir la ropa, luego puede ser por ejemplo como resolver un problema con apoyo, etc) genera seguridad en sus propias capacidades y apuntas en el trabajo de habilidades para la vida. Las experiencias que generes pero también las propias de la vida son propicias para esto. Anímalos, apóyalos y valida sus esfuerzos pero no  hagas las cosas por ellos

 

  • Invítalos a ayudar a los demás: Que no se quede en palabras, sino  que se conviertan en acciones. Sentir que se puede hacer la diferencia y además la gratificación  en apoyar y hacer sentir a otra persona bien es una de las mejores experiencias que puedes generar en tus hijos ya que también ayudas a que se sientan parte de la familia pero también de la comunidad

 

  • Promueve una adecuada salud física: Desde el ejemplo pero también teniendo en mente este objetivo será importante contribuir a hábitos saludables, recordando que no solo es el ejercicio, sino autocuidado del cuerpo como parte integral. El ejercicio físico ayuda a disminuir ansiedad, ira o depresión

 

  • Educar a los profesores, padres y estudiantes sobre los síntomas más comunes relacionados con problemas de salud mental. El trabajo en equipo es fundamental por lo que será importante que los profesionales que formamos parte de la comunidad brindemos soporte no solo en atender las consecuencias sino también en prevenir desde la información y desde instruir en herramientas de atención primaria a todos los actores garantes del desarrollo infantil.

 

  • Asegurar el acceso a servicios de salud mental en la escuela: Cada escuela debería de proporcionar servicios de salud mental a sus estudiantes. El trabajo que acá se realiza va desde la prevención primaria (antes de que ocurra a través de la promoción del bienestar) hasta la evaluación, intervención, asesoramiento o referencia a otros servicios externos

 

  • La comunidad debe contar con servicios de salud mental. Familia, escuela y comunidad forman un continuo, por lo que el trabajo en equipo es importante.

 

  • Contar con un equipo de respuesta en crisis. Esto lo que promueve es que se generen equipos de trabajo cuyo trabajo sea responder para salvaguardar el estado mental y físico de los estudiantes ante una crisis. ¿En la institución donde estudia tu hijo/hija se trabaja en equipo ante la posibilidad de por ejemplo un desastre natural? ¿Saben como deberían actuar TODOS EN CONJUNTO? Les dejo estas preguntas para la reflesión

Desde Psicochamos hacemos extensivo este mensaje de compromiso entre los diversos actores garantes del desarrollo infantil. En la medida en la que veamos que en equipo lograremos más que de forma parcelada seremos más capaces de prevenir pero también atender diversas situaciones que se presentan a lo largo de todo el desarrollo infantil

¿Te animas a compartir el mensaje? Comparte este escrito con la escuela de tus hijos, conviértete en una mamá, papá, tío, tía, abuelito, abuelita activo en tu comunidad y comienza a hacer avances en este tema ¡Es mucho lo que podemos hacer! #Go #Go #Go

Y por supuesto si quieres saber más sobre este tema, no olvides revisar mi libro #AlColegioVamosTodos o si requieres de alguna consulta o quizás visita a tu institución escolar, no dudes en escribirme a psicochamos@gmail.com

Libro Al Colegio Vamos Todos 

Reseña del libro Al Colegio Vamos Todos 

Melissa Rosales. Psicólogo con postgrado en Psicología Clínica – Psicólogo infantil – psicochamos@gmail.com

Comentarios