Película COCO de Disney y Pixar ¿Qué aprendí con ella?

Película COCO de Disney y Pixar ¿Qué aprendí con ella?

Aunque llego un poco tarde a la movida de hablar de la película “COCO”, no quería dejar pasar la oportunidad, es por ello que acá les dejo mis impresiones al respecto:

¡Ojo! Mi escrito está lleno de spoilers así que estás avisado

Coco, entiendo que es una película de los estudios de Walt Disney Pictures y Pixar animation studios lanzada en diciembre de 2017 que tiene una duración de aproximadamente 109 minutos

En Coco, nos cuentan la historia de Miguel, un pequeñin de 12 años que vive junto a su familia en México. Miguel desea tocar la guitarra pero por prohibiciones de su familia debe hacerlo a escondidas. Este problema familiar lo llevará a descubrir secretos y además a mostrarnos el valor del amor en acciones y en palabras que hacen de esta película un momento muy emotivo y especial para compartir en familia. A mi modo de verlo, no es solo una película para niños, es una película de la cual nosotros los adultos podemos aprender y acá les digo por qué

Problemas familiares sin resolver

En esta película es muy fácil reconocer como problemas ocurridos hace muchos años, debido a no haber sido resueldos se transmitieron de generación en generación causando estragos por “lealtad” aún en la actualidad

Es así como vemos a un Miguel queriendo ser músico y a una abuela testaruda quien le prohibe tener acceso a su inclinación musical y unos padres que se guían ante este llamado

En la película es fácil de detectar, pero ¿Cuantos no hemos vivido en base a las expectativas de los demás miembros de la familia? Se dice que desde que nacemos y nos colocan un nombre ya hay mucho de las expectativas puestas en nosotros. Haz la prueba, pregunta ¿De donde salió tu nombre? ¿Por qué? Y tendrás una idea de lo que se asociaba contigo antes de nacer. Y así, vamos desde esas expectativas, hasta elementos mucho más gruesos y directos como los vistos en la película

El valor de la música

Hay múltiples estudios que hablan de los efectos de la música, hasta para disminuir la tensión arterial (pueden buscar). Vemos como, la música, un medio de expresión del ser humano se ve coartado por el problema familiar. Un “trauma” que no fue elaborado y que no permite la expresión

Además, piensa en tu canción favorita ¿Qué te hace sentir? ¿Qué te hace pensar? Al no permitir estos elementos en el hogar la familia estaba sumida en no vivir y sentir con plenitud diversos aspectos de la vida. Y en la película además nos hablan del mundo de los vivos y los muertos. ¿Cómo vivir  sin poder sentir lo que es vivir a plenitud?  ¿Quizás era ese su puente con el mundo de los muertos? No lo sé, pero me lo pregunto

Ciclos o traumas no resueltos

Dicen por ahí que lo que no hacemos conscientes nos persigue y lo repetimos una y otra vez. Vemos como a nivel familiar se las ingeniaban para no permitir “la vena musical” en la familia, pero lo mismo se hace imposible, se transmite, se vive y además se experimenta en forma de problema al no haberlos resuelto y mantenerlos a lo largo de los años.

Es así como vemos en Miguel ese llamado musical y como su abuela y sus ancestros se las ingenian para mantenerlo alejado de ello. Siendo un poco más realistas, muchas veces la prohibición llama más la atención, quizás de el haber tenido la oportunidad desde pequeño no le sería tan llamativo o quizás sí porque definitivamente es su pasión, quién sabe

Me atrevo además a decir el como esos problemas no resueltos someten a las siguientes generaciones a una visión poco integrada de un familiar (solo COCO tenía esta representación, pero el paso de los años hacía que el olvido se hiciera presente, quizás como una forma de mitigar el dolor por la pérdida de esa persona tan importante)  haciendo que los familiares se perdieran de esa riqueza generacional que podían tener a través de la figura del bisabuelo de Miguel, el papá de COCO, Hector.

Dificultades en la comunicación

En ningún momento se establece un espacio de conexión y entendimiento entre los miembros de la familia. Es más, vemos a Miguel, luchando al final de la película para poder tocarle la canción especial a su bisabuela COCO, siendo estos uno de los momentos más especiales y que muy personalmente a mi me conmovió ¿Por qué? Porque nos habla de conexión más allá de las palabras, de vivencias, de momentos de nuestra niñez que solo se construyen cuando estamos en sintonía con nuestras emociones y con las de nuestros hijos.

Un niño que nos recuerda la importancia de la comunicación, de quizás hacer reuniones familiares, de escucharlos atentamente porque ellos tienen mucho que decir y además de tener en cuenta formas especiales de comunicar nuestro amor y de hacernos siempre presentes en la vida de nuestros hijos: a través del amor, valores, entre otros.

Es así como vemos a nuestra querida abuelita COCO (quien parece no haber querido transmitir ese trauma familiar pero quien se vio atrapada de forma pasiva en un problema que no le correspondía), recordar, desde el amor, desde el corazón a su querido padre, quien , sin saberlo pero con sentido común creó ese puente de comunicación con ella que trasciende al tiempo y aún a los desgastes de la memoria como hablaré brevemente más adelante

Autoritarismo vs Autoridad

Siguiendo la línea del punto anterior, no logro dilucidar que con el tema de la música haya flexibilidad al menos para conectar y escuchar. Era un gran NO. Si revisas otro artículo que tengo en la página donde hablo sobre este tema y sus implicaciones en la crianza podrás ver que es fácil asociar a la familia de Miguel un poco más con el autoritarismo, es más, hay hasta pinceladas de la famosa “chancla” con la que se han hecho infinidad de memes en internet.

Vemos poca flexibilidad, una bisabuelita COCO subordinada a los problemas no resueltos de su madre y que fueron transmitidos en otras generaciones para “protegerle” y mucho control.

Pérdida de límites con los niños

Esto ya lo conversé, pero lo pongo en un punto aparte porque creo que es uno de los mayores aprendizajes que nosotros los adultos podemos tener de la película. Nuestros problemas, son NUESTROS, evitemos involucrar a nuestros hijos en ellos.

Establezcamos una línea entre lo que nos corresponde y a ellos. Tal como lo muestran en la película, no es extraño ver que en un problema de pareja se vean involucrados los niños y si te has dado cuenta ya en este punto, las consecuencias pueden ser transmitidas a través de generaciones, así que, de más está decirte que si algo tenemos que aprender es que los niños son los niños y los problemas de los adultos, son ¿De? Los adultos ¡Muy bien!

Perdón familiar

La palabra perdón ha sido muy difundida a través de redes, libros, canciones y demás. Pareciera que es un proceso fácil como de si tocar un botón de una máquina se hablara, pero lastimosamente la realidad está muy alejada.

Más que perdón, me gusta pensar en un proceso de elaboración como el que llevamos a cabo en terapia, donde somos capaces de ver desde otra perspectiva el problema. Este proceso nos libera, tal como lo vivió Miguel, se liberó de ataduras que no le correspondía y pudo estar en conexión con su gran pasión y además encontrar un medio de comunicarse con su bisabuelita COCO

Unidad familiar – El valor de la familia y el poder del trabajo en equipo

Juntos como equipo, elaborando duelos, la familia logró su cometido. Miguel volvió al mundo de los vivos. Está claro en la película que una familia en armonía facilita nuestro tránsito. Debo además hablar que resulta en un factor protector para la salud mental de nuestros niños., mientras que, al contrario , una familia en conflicto es un factor de riesgo para la aparición de síntomas y trastornos en la niñez.

El valor de los abuelos

Uno de los aspectos que más disfruté de la película es el valor que dan al adulto mayor, tanto que la película tiene el nombre de la bisabuela de Miguel. Si bien, a quien vemos más en escena es al pequeñin quien ha sido el “elegido” para producir el cambio en las generaciones, gran parte de la trama está relacionada con COCO.

Los abuelos proveen de experiencias invaluables en la vida de todo ser humano. Brindan un afecto y una perspectiva distinta. Además juegan un papel importante en la transmisión de valores y tradiciones. Esta película nos recuerda su valor y nuestro deber en brindarles una adecuada calidad de vida y en que forman parte de la familia.

Pinceladas sobre demencia

Hablo de demencia porque resulta evidente que la bisabuelita COCO va perdiendo sus recuerdos, va “olvidando”. Es importante hacer énfasis en que la pérdida de la memoria de forma tal que afecta el desempeño diario no va asociado con la vejez. La pérdida de la memoria va asociada a un proceso de deterioro más allá del de la vejez. Habla de un detrimento de su desempeño y funcionalidad diaria, es por ello que dentro de este apartado quiero que quede claro que hablar de vejez no es lo mismo que hablar de demencia y que la demencia habla de un proceso patológico.

Ahora bien, adentrándonos aún más a COCO, quiero hacer especial mención a la conexión emocional que logra Miguel con su bisabuela y quiero que lo tengamos presente. Más allá de las palabras, más allá de los recuerdos de hechos, COCO es una persona, merece respeto, cuidados y mucho amor.

La muerte

Este tema del que tanto huimos y que tenemos tan presente desde el momento en el que nacemos. Y es que películas como El rey león ya nos hablan de un ciclo, el ciclo de la vida, donde la muerte forma parte de ese ciclo. En esta película se habla directamente de ella y a mi parecer es una oportunidad para conversar  con los niños y de alguna u otra forma ir trabajando su “naturalidad” dentro del proceso de vida de todo ser humano, visto como un proceso de transformación.

La palabra transformación está representada durante toda la película, transformación de vivencias, sentimientos y hasta físicamente. Recordar que nuestros seres queridos están presentes en nosotros a través de los recuerdos y de las enseñanzas.

Por último, nos hablan de los rituales que como sociedad llevamos a cabo que nos facilitan entender este proceso de transformación y que dan pie a muchas dudas ¿Deben los niños participar en ellos? Eso es tema para otro artículo, sin embargo, dejo muy claro en este último apartado sobre la enseñanza que nos deja coco, de ver la muerte como un proceso  de transformación, como parte de la vida

¿Y tu? ¿Qué te pareció COCO? Deja tus comentarios, es un gusto leerlos por acá

Nota: No es un análisis exhaustivo, seguramente habrán muchas más aristas, sin embargo estas son las que quise resaltar

El artículo del que les hablo acá: Ser padres “autoritativos”, el concepto que tiene a muchos confundidos 

Melissa Rosales. Psicólogo con postgrado en Psicología Clínica – Psicólogo infantil – psicochamos@gmail.com

 

Comentarios