¿Cómo apoyo a mis hijos con el aprendizaje de leer y escribir?

¿Cómo apoyo a mis hijos con el aprendizaje de leer y escribir?

El proceso de adquisición de la lectura y la escritura, o del aprendizaje de leer y escribir, es uno de los más importantes que se reciben. El mismo esta intrínsecamente relacionado con el aprendizaje y la evolución del lenguaje en los niños.

El aprendizaje de la lecto – escritura se puede iniciar entre los 3 y 4 años, donde la idea es desarrollar las habilidades previas al proceso, tales como: lateralidad, psicomotricidad fina, coordinación viso – motora, dominio del lenguaje oral, entre otros. Posteriormente entre los 4 – 5 años, se deben consolidar dichas habilidades a través de actividades motivantes, tanto dentro del entorno escolar como en casa.

Siendo entre los 5 y 6 años que ya se adquirirá el aprendizaje de la lectura y de la escritura, en la mayoría de los niños; sin embargo, esto dependerá del ritmo de aprendizaje y desarrollo de cada chico.

A lo largo del proceso de adquisición de la lecto – escritura, un elemento muy importante, lo es sin duda, la motivación. A los niños se les debe acercar a los libros desde pequeños; leyéndoles libros, recitándoles poemas; permitiéndoles manipularlos, generando en torno a la lectura un clima favorecedor; al igual que con la escritura. Es necesario permitirles un acercamiento temprano con el “lápiz y el papel”, iniciando con el garabateo, para luego hacer formas cada vez más complejas, para después ir diferenciando, dibujos de letras; a medida que el niño crece y va aprendiendo a trazarlas.

Se le deben proporcionar a los niños y jóvenes actividades interesantes para facilitar el aprendizaje y el desarrollo de la lecto – escritura; para los más pequeños el buscar letras y copiarlas, ejercicios de trazado, juegos y canciones, son estupendas. Ya para los más grandecitos el ordenar letras y formar palabras, las sopas de letras y los crucigramas son excelentes opciones. Finalmente para los jóvenes el redactar o escribir textos con ideas propias y realizar lecturas comprensivas es muy positivo.

Es importante resaltar que una vez que los niños aprender a leer y a escribir es muy necesario que vayan adquiriendo algunas habilidades que le permitirán optimizar su desempeño en la lecto – escritura. Una de ellas es sin duda lo relativo a la comprensión lectora; ya que leer va más allá de identificar las palabras escritas, es indispensable, entender lo que se lee. Por otro lado la fluidez y velocidad al leer son un aspecto a destacar. En cuanto a la escritura, el uso y conocimiento de las normas ortográficas y de los signos de puntuación, es muy importante para generar textos con sentido y significado.

Otro aspecto a destacar es que desde la escuela, se debe formar a los chicos desde temprana edad, para que realicen producciones escritas por ellos mismos, enseñándoles a planificar lo que van a escribir; iniciando con la escritura de palabras y oraciones de forma libre, hasta llegar a la construcción de textos más elaborados como cuentos o anécdotas de su vida. Para fomentar este desarrollo de la escritura se le pueden proponer a los niños, muchas actividades, algunas de ellas pueden ser: llevar un diario personal, escribir un texto después de ver una imagen o bien de un título sugerido por el docente.

Cabe destacar que inculcar el interés por los libros y la lectura, será sin duda el pasaporte hacia el éxito en el maravilloso proceso de enseñanza- aprendizaje de la lecto – escritura.

 

Autora: TSU María Josefina Trujillo Mayz. Psicopedagoga.

Correo: mariajosefinatm@hotmail.com

 

¿Te interesa algún tema? Escribe a psicochamos@gmail.com

Comentarios