Duelo y navidad: Cuando las navidades no son tan alegres

Duelo y navidad: Cuando las navidades no son tan alegres

Generalmente asociamos la navidad con mucha alegría y compartir en familia, pero en ocasiones, para algunas personas esto no es así. Estos días “muy especiales”, ahora nos recuerdan la pérdida de un ser querido, bien sea porque no se encuentra con nosotros por muerte o por estar lejos en otra ciudad o país (actualmente muchas familias en nuestro país se encontrarán con esta situación). Estas tradiciones, resultan ahora un recuerdo de la pérdida. Son épocas del año donde los sentimientos de aflicción pueden verse magnificados, dependiendo de cada persona.

Algunas veces no somos conscientes de ello y de cómo nos afectan, por lo cual, no es extraño que algunas personas se sientan mal antes, durante y después de la fecha (están más irritables, tristes, ansiosos o con menos energía). Cualquiera sea la razón por la cual ese ser querido no está con nosotros en esta fecha particular, hace que los días festivos sean muy difíciles, en especiales esos PRIMEROS días (navidades, año nuevo, día del padre, madre, etc…) ¡Qué difícil es estar sin ese ser querido y tener que ajustarse a esa nueva tradición por obligación!

En esta situación no resulta extraño que la persona en duelo se realice muchas preguntas como: ¿Seré capaz de tolerarlo? ¿Lo que siento es normal? ¿Y si hubiese…?. Es importante sepas que hay muy pocas respuestas a esos cuestionamientos y mucho menos que dichas respuestas indiquen si lo que sientes es bueno o malo. Lo importante es que sepas que atraviesas por un período denominado “duelo” y este proceso lleva su tiempo y que la pérdida de un ser querido nos deja con la sensación de pérdida de muchas cosas: del ser querido, de la relación que tenías con esa persona y tu posición con ella.

Ante este proceso que algunos pueden estar viviendo y la proximidad de la navidad y fin de año, he decidido dejar algunas recomendaciones para que estas fechas pasen de la mejor forma que puedan pasar para ti, recordándote que existe luz al final del camino y que tu vida, con el pasar del tiempo y la elaboración de tu duelo, será una nueva vida.

  • Evita hacer cambios drásticos en tu vida, en especial ante este momento en el cual puedes sentirte muy movilizado. Es muy común la frase en redes que dice: “No tomes decisiones importantes estando muy feliz o estando muy triste”
  • No seas muy estricto con lo que debes hacer. Haz solo aquellas cosas que sean importantes para ti 
  • No te pongas expectativas personales muy altas ni te obligues a pensar que estarás muy bien
  • Si hacer una determinada actividad te sienta mal, es mejor que no la sigas haciendo ¡Establece tus propios límites! 
  • Reconoce que no será fácil pasar estos días de navidad sin esa persona especial

El duelo es un proceso que conlleva tiempo y estar en contacto con nuestras emociones y pensamientos. La idea general de los puntos anteriormente descritos es que te respetes a ti mismo durante estas fechas, no tienes por qué tratar de actuar de una forma que no concuerda con lo que sientes. Puedes compartir en familia pero sin fingir, ellos, tus seres queridos lo entenderán.

Melissa Rosales – Psicóloga infantil /  psicochamos@gmail.com

Comentarios