¿Conoces el término controversial “ELSAGATE”? Quizás en tu hogar han visto estos videos y lo desconoces

¿Conoces el término controversial “ELSAGATE”?  Quizás en tu hogar han visto estos videos y lo desconoces

Si buscamos en internet qué significa el término “Elsagate” encontraremos lo siguiente, lo cual es una cita textual traducida al español de Wikipedia: “Elsagate se refiere a la controversia que rodea a una gran cantidad de canales de YouTube dirigidos a los niños que contienen temas inapropiados para su edad. La mayoría de los videos bajo esta clasificación son notables por presentar contenido como violencia, fetiches sexuales y humor de baño, así como situaciones y actividades peligrosas o molestas”

Dentro de esta explicación podemos notar como entonces hablamos de contenidos que son inapropiados para los niños, pero que se disfrazan detrás de personajes infantiles y cuyo target o grupo está dirigido a niños y niñas

Revisando en internet, encontré la siguiente información que creo que puede ser de interés ¿Cómo reconocer estos videos? Según un artículo en forbes.com hacen referencia a

  • Bajo presupuesto
  • Poco esfuerzo
  • Personajes infantiles predominantemente de Disney con comportamientos extraños
  • Uso de canciones infantiles o de cuna
  • Especialmente hay que estar mosca con videos entre “El hombre araña” y “Elsa” de Frozen
  • No existe un valor agregado. No tienen un guión lógico o estructura que además aporte a la vivencia de nuestros chamos

Hubo una ponencia que particularmente a mi me llamó mucho la atención de Sebastián Bortnik  quien hablaba de cómo darle acceso a un niño, niña o adolescente a un celular, tablet sin supervisión y solos en su cuarto era similar a dejarlos ir sin tener la edad y madurez suficiente a una discoteca. Esta persona hacía énfasis en que a través de las redes e internet se puede hacer mucho daño aún sin poner un dedo encima a nuestros chamos

Es realmente preocupante porque las relaciones cada vez más parecen estar plagadas por la tecnología. En muchos hogares el tiempo para compartir transcurre entre pantallas, donde cada uno se encuentra atento revisando las redes sociales o páginas de internet y el contacto humano es cada vez menos. A esto debemos agregarle que muchos de nuestros niños saben mucho más de tecnología que nosotros mismos y que existen entonces canales o videos que a simple vista parecen ser inofensivos pero que como lo muestra la referencia con la que inicio este escrito no lo son. Por lo cual aplica la máxima de “no dejarnos llevar por las apariencias”

Padres, madres, abuelitos, tíos, comunidad en general, es nuestro deber estar atentos a esto. Estar a la par y conocer en qué están nuestros chamos y también la tecnología. Reconocer nuestras debilidades frente a ellas y buscar más herramientas para que la carrera tecnológica no nos gane en ignorancia en el tema. La confianza debe estar en nuestros niños más no en quienes están detrás de los canales y redes sociales con aparente contenido apto. Por contarles algo, en un canal de youtube hay una persona enseñando como “hacer trampa” de diversas maneras para un examen, y así se pueden encontrar diversos canales muy “amistosos”, “divertidos” que no van a la par de los valores que queremos transmitir

En la infancia se va desarrollando poco a poco el concepto de qué es bueno y malo, así como también tenemos que en los primeros años de nuestros chamos el pensamiento es concreto, es decir, tienden a  ser difícil que un concepto se entienda en su totalidad sin el uso de elementos que faciliten este entendimiento (¿Por qué creen que por ejemplo muchos de nosotros empezamos a aprender a sumar o restar con ejercicios con manzanas? ¿O por qué muchos sumábamos o restábamos usando nuestros dedos?)

Les dejo aquí una tabla para que vayan viendo como se desarrolla el concepto de “Bueno y malo” en la infancia para que estemos atentos y como además mucho de esto dependerá al inicio del ambiente, es decir, el ambiente y la conducta de los adultos significativos  como elemento facilitador del aprendizaje

BUENO O MALO

¿Qué hacemos entonces?

Esto lo he repetido muchas veces y no dejare de hacerlo

  • Recuerda el valor del ejemplo. No puedes pretender que en casa se tenga espacio para el compartir en familia si en la vida de los adultos es una constante la conexión telefónica y a las redes sociales
  • Ten presente el proceso de transmisión de valores, desde lo que les decimos, hasta lo que actuamos día tras días
  • Coherencia y congruencia son nuestros estandartes
  • Hablar , hablar, hablar. Tener espacios para conversar con nuestros chamos sobre temas actuales, de interés donde la confianza esté a la orden del día. Es importante que nuestros chamos sientan que pueden hablar de diversos temas con nosotros
  • Diversas investigaciones además demuestran que la tecnología más la interacción social entre niños y padres potencia en un gran porcentaje los efectos del aprendizaje. Ante esto, dedica tiempo a saber qué ven tus hijos, a conversar sobre estos contenidos, sobre qué piensan y a partir de allí puedes hacer tus intervenciones
  • Existen además elementos protectores para los diversos riesgos que un ser humano enfrenta a lo largo de la vida, siendo entre ellos los que ya comenté pero le agregaría la consciencia y presencia de sus padres, la NO EXISTENCIA de maltrato entre los miembros de la familia, respeto y valor entre quienes forman parte de la familia, expresión adecuada de las emociones, entre otros.

Para cerrar, me gusta pensar que nuestros chamos no son meros agentes receptivos sino que también intervienen en todo este proceso. Trata de entender las razones por las que ese contenido le es atractivo, sus motivaciones y la dinámica del hogar, ante esto tendrás muchísimas más pautas para intervenir

Para leer más sobre las tecnologías visita este artículo: Las nuevas tecnologías y los niños ¿Buenas o malas? http://www.psicochamos.com.ve/2017/04/05/las-nuevas-tecnologias-y-los-ninos/

¿Quieres escribirme? ¿Compartir tus ideas con respecto a este artículo? Puedes hacerlo a través de psicochamos@gmail.com

Melissa Rosales – Psicólogo, especialista en Psicología Clínica – Psicólogo infantil

 

 

 

Comentarios